Laboriosa reparación de una doble avería en la tubería de conducción del agua de boca a Alcaine

Tras varios días de duro trabajo se localizan las fugas junto a la caseta de las bombas de elevación del agua al pueblo y en la pista de Los Royales

Fue el sábado día 6 cuando un vecino que había estando trabajando en la huerta se percató de que las bombas que elevan el agua -captadas del manantial de Las Fuentes- al depósito del pueblo para su tratamiento y distribución no cesaban de funcionar, cosa que le extrañó ya que cuando el depósito llega a su nivel de capacidad salta el disparador y paran. Comunicado el hecho al alguacil del pueblo y tras la comprobación, se ratificó alguna fuga en la conducción del agua ya que a pesar de su constante funcionamiento no conseguía llenarse el depósito, que la eleva a unos 100 metros de desnivel hasta el depósito. Tras comunicación con el Ayuntamiento, el operario municipal comenzó la inspección del tramo para averiguar la zona de fuga y confirmar el tipo e importancia de la avería.

Varios de los pozos abiertos a mano para localizar el punto exacto de la fuga de agua. Foto: Cipriano Gil

Ha sido una tarea muy laboriosa que ha tardado varios días ya que Cipriano tuvo que abrir varias catas en el terreno, con algunos pozos de más de 1 metro de profundidad (todo a mano, a pico y pala) y el último día ya con ayuda de Juan Manuel, hasta que se contó con una pequeña excavadora del vecino Mihai que realizó varias zanjas hasta dar con el punto preciso de fuga, descubriéndose que el problema estaba en una brida especial de conexión de tubos que, con la presión del agua y el movimiento del terreno, se había roto. El punto exacto se encuentra junto al vallado de la estación de Análisis de Agua de la CHE, situada al lado de la caseta de elevación de aguas. El sábado12 se procedió a la sustitución de la misma y se reinició el suministro al depósito.

Excavadora realizando una zanja, justo donde estaba la avería. Foto: C. Gil

La sorpresa fue mayúscula al observar que el caudal de agua que llegaba arriba al depósito era menor del habitual, así que se sospechó de la existencia de otra fuga en otro punto de los centenares de metros de tubería por donde sube el agua. Se solicitó la presencia de un técnico de una empresa de la capital para intentar localizar ese segundo punto de fuga y tras varias horas de trabajo tuvo que regresar a Teruel sin haber detectado el punto exacto. Afortunadamente la pericia del operario municipal de Alcaine hizo que observara un ligero brillo en la pista donde se junta la bajada de San Ramón y tras la inspección y prestando mucha atención escuchó el siseo de agua corriendo. Tras romper el cemento de la pista encontró la tubería rota que dejaba escapar un importante chorro de agua, que al descender bajo el cemento no era apreciable a simple vista. Tras procederse al arreglo de la fisura en la tubería, el caudal de agua que llegaba al depósito recuperó toda su fuerza, quedando así solucionada esta doble avería que tanto mal ha dado hasta dar con ella.

Dos vistas del escape de agua en la pista de bajada al río. Foto: C. Gil

Hay que señalar que debido a la poca presencia de personas en estas fechas la reserva del depósito aguantó durante los primeros cinco días, hasta la primera reparación y solo se estuvo unas horas sin suministro… cosa diferente hubiera sido con más presencia de residentes y visitantes en el pueblo. Ahora se dejará durante unos días la zanja abierta (señalizada, por seguridad) para su observación y si se mantiene firme se procederá a tapar todo y reconstuir los dos escalones de acceso al cuarto de las bombas que se han tenido que romper para acceder a la avería.

Chorro de agua entrando al depósito para su tratamiento. Foto: C. Gil

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *