Senderismo en Alcaine: una apasionante y continua lección de naturaleza viva

Un paseo por cualquier ruta de Alcaine asegura el pleno disfrute de la naturaleza

Fotos: MERCEDES GASCÓN (paisaje y joven culebra de escalera) y ALFONSO GASCÓN (buitre leonado)

Una de las actividades más recomendables durante la estancia -permanente u ocasional- en Alcaine es aprovechar los días para hacer rutas por algunos de los senderos que recorren todo nuestro excepcional entorno natural. Hay gran variedad de senderos de pequeño o gran recorrido y de diferente grado de dificultad. Algunos figuran en los folletos de turismo de la Comarca Cuencas Mineras (GR-262, El Cubo) o del Parque Cultural del Río Martín (Pinturas Rupestres, Ruta de las Torres Medievales, ruta al Embalse, etc.) pero hay otras que aún no apareciendo en esas publicaciones, son realmente espectaculares. No cabe duda de que el conocimiento del terreno posibilita el acceso a lugares de belleza insospechada por el visitante, por lo que es recomendable informarse bien de todas las posibilidades. La formación, hace dos años del grupo SENDERISTAS DE ALCAINE -con más de una veintena de andarines y andarinas de todas las edades- ha sido un auténtico revulsivo para preocuparse más del estado de los senderos y del cuidado del medio ambiente (participando en desbroce de caminos y recogida de basuraleza, por ejemplo). Cualquier día y momento es bueno para pasear (con calma o a buen ritmo) y recorrer alguno de los trazados existentes, dependiendo de la preparación y voluntad de cada persona, porque ese paseo puede hacernos partícipes de la belleza del paisaje y de la vida animal que resiste hasta en recónditos y agrestes entornos.

Foto: COTO DE ALCAINE (ejemplar macho de cabra montés)

Alcaine lo tiene todo: el sinuoso río Martín que renace recorriendo vegas y estrechos casi infranqueables; los torrenciales ríos Radón y Seco que han dado forma a paisajes espectaculares; la geología, con anticlinales y sinclinales, margas y formaciones que parecen de otro planeta; la variada flora (con árboles centenarios: sabinas, latoneros, serbal, olivos, chopos cabeceros) y una fauna que puede sorprendernos en cualquier momento y lugar (cabra montés, buitre leonado, rapaces, reptiles y anfibios, avifauna de páramos, estepas, río y pantano, patos, visones, zorros, tejones, etc.). Cada día es un buen momento para iniciar el paseo o ruta y porque hasta la hora en la que se hace, cambia el aspecto y percepción de cada recorrido. Respira aire puro, desestrésate y vive los aromas, colores y sonidos que la naturaleza te ofrece en Alcaine.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *