Presentado el libro «ALCAINE EN IMÁGENES. UNA MIRADA AL PASADO»… el álbum fotográfico colectivo de Alcaine

Los autores, Cipriano Gil y JM Bespín, han seleccionado casi 300 fotos antiguas de la localidad y escrito textos sobre aspectos de la historia, indumentaria, escuelas, cuadrillas, familias, oficios y vida cotidiana desde inicios del siglo XX hasta hace 50 años

El Salón de Plenos del Ayuntamiento completó aforo para asistir a la presentación del segundo volumen de la colección Alcaine Vive-Vive Alcaine (que se inició el año pasado con la publicación del libro sobre el Tricentenario de la última reedificación de la iglesia). En este número 2 la temática ha versado sobre aspectos de la vida en el pueblo, desde hace más de un siglo, con especial énfasis en publicar casi 300 fotografías antiguas que Cipriano Gil ha ido recopilando, desde el año 2005 y cedidas por sus propietarios, sobre variada temática y que recogen momentos de la vida cotidiana y familiar de Alcaine.

El libro, de casi 200 páginas, cuenta con un prólogo de José Royo Lasarte (Hijo Adoptivo de Alcaine y director del Parque Cultural del Río Martín y del Centro de Arte Rupestre «Antonio Beltrán») y está estructurado en diversos capítulos, entre ellos: una breve descripción histórica del pueblo, los «retratistas» ambulantes que acudían en Fiestas a hacer fotos, las escuelas, las cuadrillas, labores y oficios, indumentaria, las Fiestas, el servicio militar, las minas, tradiciones religiosas, obras públicas y el embalse, así como una lista y fotos de las personas que residían en Alcaine en 1961… todo ello acompañado de textos sobre dicha temática. Ha sido ingente el trabajo de documentación para poder obtener datos de antes de la Guerra Civil (ya que se quemaron los archivos eclesiásticos y municipales) y muchas horas, para conseguir identificar -con nombre y apellidos- a la mayoría de las personas que aparecen en las fotografías.

El Ayuntamiento de Alcaine convoca el concurso para la Concesión de servicios de la Gestión del Multiservicio Rural (Albergue, Bar, restaurante y tienda) y la piscina municipal de Alcaine

Se licita por el procedimiento abierto y trámite de urgencia. Ya disponible el pliego de condiciones del contrato.

Durante tres medias jornadas un grupo de hombres y mujeres del pueblo, de forma voluntaria, procedió a realizar una limpieza general y a fondo del bar, cocina, comedor, terraza y almacén del Albergue Municipal, con la finalidad de adecentar todos los espacios ante las visitas que realizarán las personas interesadas en gestionar los servicios y su puesta en funcionamiento.
Se realizó también el pintado (en color gris perla) de la zona de bar, cocina y comedor por parte de una empresa de la comarca, así como el barnizado de puertas.
La concesión tendrá una duración máxima de 4 años y la licitación ha sido publicada -con carácter de urgencia por razones de interés público- el día 16, con sus pliegos de condiciones y anexos, en la Plataforma de Contratación del Sector Público, con libre acceso.
También se limpió el Centro de Interpretación de Fauna y Ecosistema del Parque, que está situado en la parte alta del edificio. Se limpiaron vitrinas, maquetas, ventanas, cristaleras, etc. y se comprobó el correcto funcionamiento de todos los elementos, dejándolo listo para las visitas.

Alcaine espacio cardioprotegido. Se instala un DEA en el exterior del Ayuntamiento.

El anterior no estaba al acceso público y estaba caducado. El ahora comprado e instalado tendrá mantenimiento anual. Más adelante se recibirá otro por parte de la Diputación.

Este domingo el Ayuntamiento ha colocado, en la entrada al edificio consistorial, un aparato DEA. La medida ha sido tomada porque el anterior, al ser antiguo, no estaba en buen uso y con el material caducado. Además, se guardaba dentro del consultorio médico, por lo que si ocurría una urgencia, había que buscar las llaves de las puertas de entrada al Ayuntamiento y a la consulta, perdiéndose un tiempo esencial para actuar e intentar salvar la vida de la persona inconsciente o que no respira. Varios vecinos ya hicieron hace tiempo un cursillo anterior impartido por Cruz Roja, pero la empresa suministradora del nuevo, realizará un cursillo vecinal próximamente. El armario cuenta con alarma y está dentro del campo de visión de la cámara de video-vigilancia (a la que sólo tiene acceso la Guardia Civil), para evitar robo o vandalismo. Cuando la Diputación de Teruel facilite el otro aparato, se colocará en otro punto del pueblo o espacio idóneo y podrá también utilizarse para actividades deportivas como la Carrera de Montaña Río Martín.

Reportaje a toda página en Diario de Teruel sobre los restos recuperados del retablo religioso, salvado de la quema durante la Guerra Civil. Entrevistas en Aragón Radio y radio La Comarca

Las tablas recuperadas, ya están expuestas en el Coro de la iglesia de Alcaine

Hace poco más de una semana informábamos en LA VOZ DE ALCAINE de la recuperación de partes del retablo (realizado sobre madera y labrado en estuco de yeso policromado y con pan de oro) y del proceso seguido hasta poder exponerlos en la iglesia. Hoy, Diario de Teruel, publica un reportaje a toda página sobre la historia.

Además el alcalde de Alcaine, Carlos Pardo, atendió a otros medios de comunicación interesados en la noticia. Entre ellos a Aragón Radio (entrevista de 5′ en el programa LA CADIERA, conducido por Óscar Vegas y Teresa Cano) y Radio La Comarca (en el programa HOY ES TU DÍA).

Se instalan en El Coro de la iglesia de Alcaine, dos marcos con trozos de un retablo recuperado de hace 3 siglos

Salvado de la quema en la Guerra Civil, al ser utilizado como puerta para un almacén de la Colectividad

Al inicio de la Guerra Civil en Alcaine, las imágenes y objetos religiosos fueron sacados de la iglesia de Santa María La Mayor y destruidos -junto con los archivos eclesiásticos y municipales- por el fuego de una hoguera encendida en la plaza. Pero hubo algunas cosas que, por su utilidad para los milicianos, fueron aprovechadas para otros usos. Así ocurrió con un retablo con ornamentación en estuco de yeso que, por su similitud, podría datarse de la misma época que el retablo del Altar Mayor: el año 1723. Se libró de la quema porque se decidió que podía ser útil para construir la puerta de un almacén/garaje que se construyó por los milicianos, junto a la carretera, a 1 km del pueblo. Con trozos del retablo de alguna de las capillas de la iglesia (con figuras y filigranas doradas sobre el estuco de yeso) se construyó la puerta, aunque se tuvo el detalle de poner la parte lisa y normal de la madera cara al exterior, para ocultarlo y posteriormente fue pintada.
Acabada la guerra el edificio pasó a manos particulares y hace muchos años se cambió esa puerta por una metálica, quedando olvidada la puerta original -sensiblemente dañada por el paso del tiempo- al fondo del almacén, junto con variados utensilios y maderas.

El año pasado el alcainés Pablo Gil Pomar puso en conocimiento del hallazgo al Ayuntamiento y su decisión de donar los restos al pueblo por si se podían recuperar y utilizar. Tras el examen se decidió que, aunque sin suficiente valor para las instituciones al no estar íntegro y en buen estado, sí que lo tenía para Alcaine y que se podrían aprovechar algunas partes. Así, se procedió al traslado y a trabajar en el desclavado de las tablas que aún contenían restos y su limpieza. Tras un tiempo a la espera de tomar la mejor decisión, se decidió utilizar las partes con labrados visibles para exponerlas colgadas en la iglesia.
Se ha procedido a instalar las tablas agrupadas en dos marcos, en las paredes del Coro de la iglesia. Tanto el párroco Karol Giraldo como Carlos Pardo, alcalde de Alcaine, expresan su “agradecimiento a la familia por la donación y a los que han colaborado, tanto en la recuperación como en la instalación”. Se ha decidido colocar también de forma permanente en ese recinto del Coro, las fotografías que se realizaron durante el proceso de restauración del retablo del Altar Mayor, para completar así ese espacio expositivo y que sea también más visitable.

El mirador del «Mentidero», cubierto y con dos bancos, es punto de reunión para charlar y observación de fauna y paisaje.

Desde el mirador del aparcamiento de Alcaine, los vecinos siguen el día a día de dos aves jóvenes: el alimoche que le roba la comida al polluelo de buitre

En el casco urbano de Alcaine hay varios enclaves -MIRADORES- que son puntos fijos a visitar por su valor paisajístico: el de San Ramón (con vistas a la huerta, río Martín, Benicozar y vistas hasta la Sierra de San Just, el de los torreones sector SW y los de La Solana, puntos elevados desde los que se obtiene una panorámica espectacular del pueblo y el embalse. Además, hay uno que se encuentra en el aparcamiento -justo en la entrada a la población- y que es conocido jocosamente en el pueblo como «el Mentidero» y donde desde hace unas semanas, además de las charlas habituales, se sigue con atención el crecimiento y devenir de una cría de buitre que aún no ha abandonado el nido en la pared rocosa, llamada desde siempre de la Solana del Buitre. Y, desde hace unos días, siguen con interés el singular comportamiento de un alimoche (Félix Rodríguez de la fuente, lo llamaba el buitre sabio) que se acerca y posa en la repisa del nido para robarle al inocente polluelo -y siempre en ausencia de sus padres- el alimento que allí depositan. Se especula sobre el momento en que alguno de los buitres progenitores advertirán la presencia del «ladrón» y tomarán medidas.

Voluntarios recolocan las tres pasarelas que desplazó la riada de hace dos semanas

Ya es accesible, sin tener que mojarse, el acceso a la Costera del Fraile, la Embrigüela, Las Fuentes y a las pinturas rupestres

Hoy jueves y durante más de 3 horas, un grupo de vecinos voluntariosos (José Miguel, Cipriano, JM, José Luna) y Pepe Royo con ayuda de sirgas, polipasto y otras herramientas, han procedido a recolocar las dos pasarelas o palancas que sirven para cruzar el río Martín sin mojarse y que habían sido arrastradas por la tromba de agua que provocó la riada de la tarde/noche del 8 de este mes. Unos días antes, José Luna y su nieto ya recolocaron la de la huerta que da acceso a la Costera del Fraile. Así pues, ya pueden volver a ser utilizadas por vecinos y visitantes. GRACIAS A TODOS ELLOS POR SU TRABAJO ALTRUISTA, EN BENEFICIO DE TODOS.

Más de treinta vecinos participaron en la cena-verbena de San Juan. Satisfacción general por el ágape y fiesta

Desde las 20:30 de la noche hasta el fin de fiesta, armonía, alegría y risas… ¡En Alcaine se disfruta!

Alcaine retomó la celebración verbenera pero esta vez en lugar de hacerlo en la plaza se realizó en la sala del edificio de la antigua Casa del Cura -ya con el aseo de la planta baja recuperado y en uso- y en la que participaron los vecinos que quisieron, ya que el evento anunciado estuvo abierto a todos. Como se había dicho se pidió que quien quisiera subiera algo para picar (se superaron las expectativas) y el resto se compró así como las bebidas y el material de menaje necesario (para eso eran los 5€ de aportación que se fijó)… como siempre se ha hecho… «a escote».
Más de 30 personas se sumaron a la cena, que contó con un surtido completísimo de viandas: jamón, empanadas, albóndigas, embutidos, croquetas, ensaladas de variado tipo, pasta fresca, migas extremeñas, y hasta delicatessen de saquitos al horno de pasta filo con crema de bacalao o de jamón y queso, atados con tallo de perejil… que estaban insuperables. Tras ello, un completo plato de postre con diversos trozos de pasteles, flan y macedonia de fruta y cerezas fragatinas y después los preceptivos cafés o infusiones. Todo ello acompañado de agua, refrescos, y bebidas de todo tipo (vino, cava, licores variados) para cada pequeño grupo de las mesas. TODO FUE TAN ABUNDANTE QUE HASTA SOBRÓ y se llevó quien quiso.
Al finalizar la cena, en la sobremesa, se cantó alguna jota por parte de los presentes y se dio paso al baile y las animadas charlas. En resumen, una excelente noche, en buena armonía y compañía… y dispuestos a repetir cuando se quiera.

1 2 3 25