El mirador del «Mentidero», cubierto y con dos bancos, es punto de reunión para charlar y observación de fauna y paisaje.

Desde el mirador del aparcamiento de Alcaine, los vecinos siguen el día a día de dos aves jóvenes: el alimoche que le roba la comida al polluelo de buitre

En el casco urbano de Alcaine hay varios enclaves -MIRADORES- que son puntos fijos a visitar por su valor paisajístico: el de San Ramón (con vistas a la huerta, río Martín, Benicozar y vistas hasta la Sierra de San Just, el de los torreones sector SW y los de La Solana, puntos elevados desde los que se obtiene una panorámica espectacular del pueblo y el embalse. Además, hay uno que se encuentra en el aparcamiento -justo en la entrada a la población- y que es conocido jocosamente en el pueblo como «el Mentidero» y donde desde hace unas semanas, además de las charlas habituales, se sigue con atención el crecimiento y devenir de una cría de buitre que aún no ha abandonado el nido en la pared rocosa, llamada desde siempre de la Solana del Buitre. Y, desde hace unos días, siguen con interés el singular comportamiento de un alimoche (Félix Rodríguez de la fuente, lo llamaba el buitre sabio) que se acerca y posa en la repisa del nido para robarle al inocente polluelo -y siempre en ausencia de sus padres- el alimento que allí depositan. Se especula sobre el momento en que alguno de los buitres progenitores advertirán la presencia del «ladrón» y tomarán medidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *