Patrimonio de Aragón estima la declaración de BIC de la Nevera de Alcaine y abre trámites para la resolución definitiva

El ayuntamiento de Alcaine solicitó la catalogación como Monumento de Interés Cultural

La importancia de contar con hielo o nieve para refrescar bebidas, mantener alimentos o su empleo para fines medicinales en algunas enfermedades, hacía necesario contar con un elemento que consiguiera mantenerlo fuera de los meses de invierno. Con esa idea surgió, desde hace siglos, la construcción de los pozos de nieve o neveras. La nevera de Alcaine, una muestra de la arquitectura popular, se construyó entre los siglos XVI y XVII para cumplir con la función de guardar la nieve o hielo hasta que en siglos posteriores fue reconvertida al uso de bodega para elaboración y almacenamiento de vino.
Las neveras se construyeron generalmente aprovechando un talud para favorecer la evacuación de la nieve fundida y con la puerta orientada al Norte para preservarlas de los vientos cálidos. En el caso de Alcaine se situó en la hoy llamada Calle de La Nevera, aprovechando su inclinación, debido al desnivel de la ladera en la que se asienta. La nieve se iba colocando en el interior del pozo a través de un agujero superior y se ponía en mantos alternos de nieve y paja para aislar y mantener mejor el frio el mayor tiempo posible. Fue realizada con yeso, piedras y ladrillos de arcilla del lugar para construir la bóveda.
Lo que hace especialmente singular a esta nevera de Alcaine es que se encuentra dentro del mismo casco urbano, habiendo dado nombre a la calle de acceso y a esa zona del municipio.

Su limpieza, consolidación y restauración fue realizada -tras su donación por los propietarios- por el Ayuntamiento, Gobierno de Aragón y el Parque Cultural del Río Martín en los últimos meses del año 2018. La cartelería instalada muestra una breve referencia a la historia y usos de estos elementos de patrimonio industrial y etnográfico, así como planos (planta y alzado) de la misma y varias fotos del antes y después de la restauración. Con ésta ya son tres las antiguas neveras visitables (además de las de Montalbán y Albalate del Arzobispo) en los municipios que integran el Parque Cultural. Queda pendiente de estudio el uso concreto que se le podría dar en un futuro (exposiciones, Centro de Interpretación u otros).

Imágenes de la nevera restaurada. Fotos: Cipriano Gil

Una resolución de la Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón, publicada el 13 de abril de 2021, estima la solicitud del Ayuntamiento de incluir la Nevera de Alcaine en el procedimiento de declaración de bien de interés cultural en la categoría de monumento.

Ahora se abre un trámite de información pública antes de dictar la resolución definitiva. Juan Ignacio Val, alcalde de Alcaine, lo tuvo claro desde el primer momento: “Cuando nos enteramos que se estaba tramitando un expediente para la declaración de bienes de interés cultural a las Neveras y Pozos de Hielo en Aragón y no estaba incluida nuestra recién recuperada Nevera, comparecimos en el expediente para solicitar su inclusión“.

Resumen de la resolución Dirección General de Patrimonio Cultural (13-04-2021)

Un nuevo género de plantas fósiles del Cretácico Inferior recibe el nombre de ALCAINEA, en honor a la localidad de Alcaine (Teruel) donde se descubrieron en un estado de conservación excepcional

Un trabajo publicado en la revista Journal of Systematic Palaeontology -del Museo de Historia Natural de Londres- por Luis Miguel Sender y otros, destaca el valor del yacimiento fósil de La Rueda (Alcaine)

 Las excavaciones realizadas en el yacimiento de La Rueda (Alcaine) desde hace veinte años -que ha atraído a investigadores europeos e incluso de Japón- nos van dando nuevas alegrías a medida que se van desarrollando los trabajos sobre las especies de plantas fósiles descubiertas. Luis Miguel Sender, paleobotánico de la Universidad de Zaragoza e integrante del equipo de investigadores en las excavaciones, nos comunica la publicación de un artículo en el que se definen dos nuevos géneros de plantas fósiles (además de otro morfotipo de hojas) pertenecientes a la familia Chlorantaceae, que es una de las familias de angiospermas (o plantas con flores) más primitivas, procedentes de los depósitos del Cretácico Inferior del término municipal de Alcaine.

Los registros de granos de pólenes y flores fósiles pertenecientes a la familia Chloranthaceae son relativamente abundantes en los depósitos del Cretácico Inferior a nivel mundial, ya que durante esa época sus antepasados estaban distribuidos por todo el planeta. Sin embargo, hasta el momento sólo existían unas pocas citas relativas a hojas fósiles cretácicas que se pudieran asignar tentativamente como pertenecientes a esta familia.

En este estudio se describen, por primera vez, las hojas, tallos y flores en conexión anatómica de plantas de esta familia, definiéndose el nuevo género Alcainea, en honor a la localidad turolense de Alcaine que es donde se encontraron los fósiles estudiados. La conservación de estos fósiles es excepcional, ya que normalmente no se encuentran en conexión los elementos anatómicos de las plantas, sino que estos suelen aparecer aislados. En el caso de los fósiles de Alcaine, parece que las plantas que produjeron los restos vivían muy cerca de donde fueron enterrados, en las orillas de un estanque próximo a un cauce fluvial y cercano a la costa cretácica turolense.

El estudio morfológico y filogenético de los fósiles de Alcainea y de las hojas de otro género también nuevo (género Todziaphyllum) procedentes del mismo yacimiento, y su comparación con los géneros actuales de estas mismas plantas, indican que el patrón morfológico y estructural de esta familia de angiospermas primitivas apenas ha cambiado en los últimos 100 millones de años. En la actualidad, los representantes a este tipo de plantas angiospermas, restringidos sólo a cuatro géneros, sobreviven en ambientes tropicales de las costas continentales e islas del Pacífico Sur.

Algunas de las fotos incluidas en el artículo e inicio del mismo. Fuente: JSP

El artículo se ha publicado en la prestigiosa revista científica Journal of Systematic Palaeontology, que es la publicación principal del Museo de Historia Natural de Londres, y en él, han participado investigadores españoles de las universidades de Zaragoza, Vigo y Sonora en México, suizos (universidad de Zúrich) y norteamericanos (universidades de California y Texas), y durante las correspondientes labores de campo se contó con la inestimable ayuda y colaboración del Ayuntamiento de Alcaine y de sus habitantes, así como del Parque Cultural del Río Martín.

Luis Miguel Sender, James A. Doyle, Garland R. Upchurch Jr, Peter K. Endress, Uxue Villanueva-Amadoz & José B. Diez (2021): Evidence on vegetative and inflorescence morphology of Chloranthaceae (Angiospermae) from the Early Cretaceous (middle–late Albian) of Spain. Journal of Systematic Palaeontology, DOI: 10.1080/14772019.2021.1873434 Link al artículo en inglés: PULSAR AQUÍ

El Registro Civil de Alcaine y resto de pueblos de Teruel se digitalizarán durante este año. El Gobierno de Aragón destina 850.000€

Gobierno de Aragón, con la colaboración de Diputación de Teruel y Ayuntamientos, hará realidad la digitalización que será muy útil para los ciudadanos

La provincia de Teruel va a ser la primera de toda España en tener digitalizados los libros del Registro Civil de los 236 municipios que la integran, facilitando así la consulta y obtención de manera rápida por los ciudadanos de los documentos relacionados que necesiten. Esta actuación se enmarca dentro de la implantación de la administración electrónica en el ámbito judicial. La Diputación de Teruel prestará su apoyo, a través de la red digital SARA, para la transmisión de datos desde las localidades y facilitarles asesoramiento sobre procesos o herramientas necesarias.
Esta primavera entrará en vigor la Ley del Registro Civil y desde hace dos años el Gobierno de Aragón (Dirección General de Justicia) inició la digitalización de los registros civiles de los partidos judiciales de Huesca capital y Calatayud, que ya ha finalizado, y ahora corresponde hacerlo en los partidos judiciales de Teruel con la fecha de ejecución en este año en curso. En 2022 se hará con el resto de las localidades de Huesca y en el 2023 se acometerá la de Zaragoza. La finalidad de digitalizar los archivos es permitir al ciudadano un mayor y fácil acceso al Registro Civil ya que así no será necesario desplazarse hasta cualquier municipio para conseguir un documento necesario (partida de nacimiento, defunción, matrimonio, etc.) dado que podrá hacerse telemáticamente de forma rápida. Son más de 2.500 libros en la provincia de los tres partidos judiciales (Calamocha a la pertenece Alcaine-, Alcañiz y Teruel) los que tendrán que ser digitalizados y abarcará los libros de defunciones desde 1935 y los nacimientos y matrimonios desde 1950.

En Alcaine, al menos, se tienen informatizados desde hace años los nombres y apellidos presentes en TODO el Registro Civil en conjunto para facilitar la consulta de datos, siendo uno de los pocos de todo el partido judicial de Calamocha.
Alcaine, afortunadamente, cuenta también con libros del Registro Civil desde 1876 que consiguieron ser salvados de las quemas de documentos que se realizaron durante la última Guerra Civil en muchos municipios, pero esos desgraciadamente NO serán digitalizados, al no estar incluidos en las fechas aprobadas. Sería muy importante hacerlo, aunque fuera con otra partida, al ser documentos de valor histórico que no deberían perderse al tener ya casi siglo y medio.

Estado actual de conservación de uno de los libros de Nacimientos 1877. ARCHIVO DE ALCAINE

De todas las epidemias sufridas en Alcaine en el último siglo y medio, la de cólera de 1885 fue la más mortífera

Hasta la actualidad, en 136 años, Alcaine ha padecido siete epidemias de diversas enfermedades que causaron 197 muertos

El llamado Registro Civil de España fue creado en 1871 por el Estado Español para la inscripción de todos los nacimientos, matrimonios y defunciones que tuvieran lugar en el país, independientemente de la confesión religiosa y nacionalidad de los individuos. Gracias a los libros del Registro Civil que se encuentran en el Archivo Municipal de Alcaine (únicos documentos que no fueron quemados durante la Guerra Civil de 1936-39) y en concreto al de Defunciones, Cipriano Gil pudo realizar un minucioso conteo de los fallecimientos y sus causas desde 1884. Gracias a ello hemos conocido que las distintas epidemias que asolaron España desde el siglo XIX también llegaron a Alcaine… y la terrible mortandad que las acompañaba golpeó intensamente a sus habitantes, aunque algunas en mayor medida que otras.
La que ostenta el triste récord en fallecidos es, a gran distancia, la epidemia de CÓLERA de 1885 (hace ya 135 años) que causó en Alcaine la muerte a 78 habitantes y que se cebó en mayor medida con las mujeres (46 fallecidas frente a 32 hombres). Tras esa epidemia, la de GRIPE (mal llamada Gripe Española, ya que no fue su origen) de 1918 originó 45 muertes. Las dos de SARAMPIÓN causaron en 1884/85 la cifra de 30 fallecidos y la del año 1901, en apenas un mes, llevó al cementerio a 22 habitantes más. Pero ese año 1901 fue doblemente fatídico porque a ese brote de sarampión en noviembre/diciembre y enero de 1902 hay que sumar otro de DISENTERÍA -vómitos, dolor, fiebre, diarrea con sangrado- en diciembre que causó 15 muertos más (en esas fechas Alcaine superaba el millar de habitantes, 1089). En cuanto a las epidemias menos mortíferas en estos 140 años se encuentra la de VIRUELA de marzo/abril de 1888 que causó 7 muertes. De ésta de COVID-19 en la que aún estamos inmersos hay que destacar que -por suerte o gracias a Dios- hay nulos contagios entre la treintena de habitantes que ha cogido residiendo en Alcaine en las fechas del estado de alarma y el confinamiento.

  • Sobre la Epidemia de Cólera de 1885 en ALCAINE se publicó en la revista LA PICA nº 1 un documentado trabajo de investigación que puede descargarse PULSANDO AQUÍ.