ALCAINE se prepara para el gran apagón. La Cueva de los Esquiladores punto de avituallamiento general

Desde hace días se prepara la gran cueva almacenando víveres y diverso material de supervivencia

¿Hubiéramos creído a quien en 2019 nos hubiera anunciado la pandemia que estamos sufriendo aún hoy en día? y visto lo visto… ¿por qué no creer que sufriremos también un gran apagón general este invierno en Europa?… ¿España va a ser el único país europeo que se libre de él? Éstas son algunas de las preguntas que llevamos semanas escuchando en tertulias en medios de comunicación, pero también en las familias, bares y centros de trabajo. Y si la posibilidad se da por factible… ¿por qué no tomar medidas para prevenir esa grave situación?
Y eso es lo que se ha decidido hacer en Alcaine. Desde hace días un numeroso grupo de voluntarios está adecuando la Cueva de los Esquiladores, situada en la escarpada montaña de La Solana, en un centro de almacenamiento de alimentos y útiles para asegurar la supervivencia durante semanas. La cavidad está situada a 657 mtrs. de altitud y colgada sobre el precipicio de Los Estrechos del Hocino. La Cueva tiene un recorrido de 19 mtrs. y un desnivel de +1 mtrs. siendo su altura de unos 3 metros. Situada junto al antiguo Castrum de Alcaine y los torreones defensivos, la cueva fue de singular importancia en épocas remotas como lugar de almacenamiento de víveres de todo tipo que ayudó a resistir ataques y asedios. Más tarde fue utilizada por los pastores para cobijar los rebaños (tiene capacidad para más de 300 reses) y por los esquiladores -de ahí su nombre actual- que venían al pueblo para desarrollar esa tarea.

Se ha procedido a instalar una reja de seguridad en la entrada, aislar el suelo con un plástico de grosor adecuado y colocado estanterías en las paredes donde se han ido depositando alimentos -de momento no perecederos- y comida de supervivencia que la experiencia ha demostrado se mantiene apta incluso después de más de 30 años de almacenamiento. Además, se ha llevado ya agua y material diverso (ropa, botellas de butano, generadores y paneles solares, cocina solar último recurso, material sanitario de emergencia, colchones plegables, sacos de dormir, etc.)
Uno de los habitantes que participa en el grupo, Chesús Pliyero, comenta que «esto en principio está motivado por lo del gran apagón, pero, quizás lo dejemos en un futuro para poder utilizarse en caso de otras posibles amenazas… como un apocalipsis zombi«. Alguna vecina, ha comentado con humor «tienda no tenemos en el pueblo, pero aquello parece un corte inglés«

Estudios científicos confirman que la piedra del Cantal del Tormo, en Alcaine, es un meteorito caído hace 500 años

Se trataría de uno de los ejemplares más grandes conocidos hasta la fecha. Se valora su extracción del cauce del río Martín para su estudio completo, exposición y venta.

La roca que desde tiempo inmemorial se conoce en Alcaine como el Cantal del Tormo, adyacente al cauce del río Martín en la partida del Río Arriba y frente a las pinturas de la Cañada Marco, acaba de desvelar el secreto de su origen. Los sedimentos arrastrados por el río y las crecidas del mismo, a través de los años, han ido ocultando parte de su tamaño hasta dejar a la vista la cúspide de la roca. Con un georradar y elementos de medición se ha podido constatar su tamaño real y calculado su peso, lo que ha dado unas cifras realmente sorprendentes por haber resistido su paso -a pesar de su gran tamaño- por la atmósfera terrestre: 3,21 metros de altura y unas cinco toneladas de peso.

Los estudios confirman su caída en el siglo XVI, más concretamente en el año 1520, por lo que sería uno de los que se citan por el erudito Diego de Sayas en los Anales de Aragón de esa fecha y en el libro «Litologia Meteorica» del Dr. Joaquim Balcells publicado en 1854.

El análisis de su composición, en un laboratorio de la Agencia Espacial Continental, sugiere que habría pertenecido al núcleo de un planeta desintegrado más allá de nuestro sistema solar y ha confirmado la presencia en él de una tercera parte de los elementos de la tabla química, destacando sobre todo el hierro y en menor medida cobre, estaño, níquel, cobalto, cromo, manganeso, silicio, germanio, carbono, fósforo, azufre y molibdeno… y dos que no han podido ser identificados hasta el momento.
Próximamente se publicará el estudio completo sobre este meteorito en una revista especializada de primer nivel, donde se confirma también que es uno de los más grandes conocidos hasta la fecha en el mundo. Además, los organismos oficiales implicados están estudiando la manera más eficaz de extraerlo (será necesario su corte con láser en varios pedazos) para su examen pormenorizado y total y la futura exposición, aunque no se descarta la venta de trozos a museos de todo el mundo para recuperar el dinero dedicado a su estudio y extracción.

Ejemplar de otro meteorito existente en Argentina

Asombro, alarma y estupefacción ante el avistamiento de un OVNI en Alcaine

Varios vecinos vieron, durante un par de minutos, un platillo volante sobre la vertical del pueblo de Alcaine

Cada año, organizaciones de ocho países -Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania, Italia, Noruega y Suecia- hacen públicos los datos de cuántas alertas de objetos voladores no identificados han podido recopilar, ya sea porque el testigo se las remite directamente o rastreando foros y páginas de internet. Esos ocho países abarcan un 41% de la población europea y un 40% de su territorio. Los números de este año no están completos, pero en Bélgica los avistamientos han alcanzado los 255 y en Alemania se elevan a 328 y en Finlandia 132. En España no están publicadas oficialmente pero sí cuantificadas con la calificación de Materia Reservada. Pues bien, ayer día 27 un suceso ha revolucionado a Alcaine y sus gentes: el avistamiento de un OVNI sobre la población.

Una de las fotos a la que hemos tenido acceso, tomada por un cazador desde un monte próximo a la población, muestra bien a las claras que se trata de un OVNI del tipo platillo volante que guarda similitud con los avistados en otras latitudes del mundo pero, en esta ocasión, con mayor calidad de imagen… a pesar de haberla hecho precipitadamente con un móvil.
Roberto, uno de los presentes en Alcaine nos explica -aún tembloroso e impactado por la visión- que «escuchamos, cuando estábamos dentro de casa leyendo, un sonido modulado tipo fiuuuuu-fiuuuuu-fiuuuu que era persistente y al abrir las ventanas no vi nada así que salí a la calle para tener más ángulo de visión… y allí estaba, a gran altura, girando su decena de metros de diámetro justo sobre la vertical de la plaza del pueblo y parando con parpadeo de tenues luces y emitiendo ese sonido. Incrédulo ante lo que veía, ya que soy escéptico por naturaleza, y para convencerme de que no estaba soñando, avisé a cuatro vecinos y a mi hermana. Todos lo miramos inmóviles y nadie sabía explicarlo. Nos quedamos helados, en schok, mirando y sin saber qué hacer hasta que pasados uno o dos minutos marchó a gran velocidad«.

Tras el avistamiento dos de ellos subieron a la zona elevada de La Planeta para ver si divisaban algo más y lo vieron detenido unos instantes sobre la zona de la Cañada Gramenal a unos 3 km del pueblo, hasta que de repente desapareció. A la mañana siguiente, comentándolo en el bar del Albergue, los presentes en ese momento dijeron no haberse dado cuenta del suceso -posiblemente al estar viendo la tele- pero varios de ellos decidieron acercarse hasta aquella zona y observaron atónitos como aparecía una amplia zona del suelo con la tierra levantada y quemada y un fuerte olor inclasificable.

Zona de tierra quemada en la Caña Gramenal donde se cree que aterrizó el OVNI

A pesar de la intención de no comunicar el avistamiento -por el temor a que no les tomaran en serio- ha trascendido la noticia y han sido varios los medios que han acudido hasta Alcaine para grabar reportajes que serán emitidos hoy por la TV y publicados por otros medios de prensa. Guardia Civil de diferentes puestos próximos, miembros de Protección Civil y una unidad militar (con un helicóptero) y un grupo de técnicos civiles se han desplazado a Alcaine para investigar los hechos. La zona permanece acordonada y con prohibición a los curiosos de aproximarse a menos de 500 metros del lugar.