Una pareja de madrileños se instalan en Alcaine para gestionar el Albergue del Río Martín

SE REABRE EN ALCAINE, CON CAMBIO DE GERENTES, EL ALBERGUE DEL RÍO MARTÍN

Tras la salida del Albergue del Río Martín de Gustavo Royo por motivos personales, vaya el deseo de éxito en la nueva etapa vital de Gustavo. Efectivamente, después de dos años de ir plasmando ideas y cumpliendo objetivos, el azar ha propiciado el cambio de gestión del albergue de Alcaine.
La implantación de las redes digitales de comunicación ha ocasionado que las riendas del albergue estén manejadas ahora por una pareja de madrileños, Cristina Lombana y Víctor Martín. “Sí, nosotros vimos un anuncio de internet y nos pusimos en contacto con el Ayuntamiento de Alcain

Cristina y Víctor se encontraban trabajando en San Martín de Valdeiglesias, localidad turística madrileña en tareas de deportes de ocio y aventura, como escalada, piragüismo, ciclismo, excursiones, etc. En principio, regentaban un negocio propio y posteriormente lo hacían por cuenta ajena. Cristina desempeñaba su trabajo con adultos y Víctor  como monitor y coordinador de piragüismo para niños.
A pesar de ser de la capital, que ya abandonaron hace años en busca de actividad laboral, su venida a Alcaine no supone una huida del mundanal ruido y búsqueda de paz y tranquilidad sino una ocasión de realizar una ilusión de tiempos. “Llevábamos un ritmo frenético y queríamos formar en un futuro nuestra propia empresa de ocio y naturaleza”, expresa Cristina, que añade “Hablamos con Gustavo y vinimos a visitar el pueblo. Nos enamoró el paisaje, el pantano y el patrimonio histórico. Es un entorno privilegiado. Nos acompañaron amablemente Nacho, Juanjo y Juan Manuel. Vimos muchas posibilidades”.
Afrontan, pues, Cristina y Víctor, un nuevo reto con mucha ilusión en un contexto diferente a los que han vivido hasta el momento. “Dentro de los pros y las contras de vivir en ciudad o pueblo, nos inclinamos por la segunda” dice Cristina en nombre de los dos, conscientes de que necesitan adaptación a esta nueva forma de vida.

En cuanto al funcionamiento diario del albergue han tenido ya experiencias previas, pues han llevado un bar con terraza y servicio de comidas y tapas. No obstante, han tenido su pequeño cursillo de aprendizaje con Gustavo que ha mostrado sus enseñanzas de estos años en el establecimiento. Asimismo, ya están realizando un curso de cocina en Montalbán, organizado por la Consejería de Turismo de la Comarca Cuencas Mineras “De momento seguiremos la continuidad con la línea de Gustavo. Después iremos introduciendo cambios a medida que nos vayamos adaptando”.
Así pues, puede afirmarse que Cristina y Víctor han venido para quedarse (como detalle incluso han llenado las ventanas del albergue de macetas con flores), firmando un contrato de cinco años. Durante este tiempo, además del servicio cotidiano de bar, restaurante y alojamiento del albergue, gestionarán el Museo de la Fauna y paulatinamente pondrán en marcha las actividades deportivas de ocio y naturaleza atrayendo clientes con grupos reducidos de escolares y otro circuito de adultos aficionados a este tipo de experiencias.
ALEGRÍA, por tanto, porque Alcaine dispondrá de una parcela interesante y BIENVENIDA Y ÉXITO a Cristina y Víctor en su llegada a Alcaine.

Texto y fotos: MANUEL VAL LERÍN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *