La Diputación retira un desprendimiento de tierra y piedras que cortó la carretera de entrada a Alcaine

El Ayuntamiento de Alcaine contrata a una empresa para reparar el acceso al cementerio, cortado por la crecida del río Radón

Esta ha sido una semana de vicisitudes, afortunadamente no graves, que se han presentado en solo unos días. Una tormenta averió el repetidor de la televisión (que se capta vía satélite) y unicamente se veían dos canales por lo que se avisó a la empresa de mantenimiento que, con celeridad, envió a un técnico que solucionó el problema y ya se sintonizan todas las cadenas, llegando a la perfección la señal a todas las casas. El hecho más importante ocurrió el miércoles 27 al producirse un fuerte desprendimiento de tierra y piedras en una de las laderas junto a la carretera de acceso a Alcaine, apenas a unos 100 metros del aparcamiento de la entrada. Las persistentes lluvias de días pasados fueron ablandando el terreno de la ladera hasta que se produjo un deslizamiento de tierra y rocas (alguna de más de 2 metros de alto y varias toneladas) que cortaron la carretera. El alguacil Cipriano Gil retiró a mano lo de menor tamaño hasta poder abrir unos 2,20 metros de anchura de la vía, lo que permitía el paso justo de vehículos en un sentido.

Desprendimiento y rápido trabajo realizado por el alguacil para abrir un carril de la carretera

Avisada la Diputación de Teruel del incidente y el corte de la vía, actuó de madera muy rápida y esa misma tarde maquinaria de la empresa Emipesa ya trasladó una gran excavadora y un camión para proceder a los trabajos necesarios. Fue necesario romper la piedra enorme con un martillo de la excavadora y numerosos viajes del camión con la tierra y piedra retirada ya que además se actuó también sobre la ladera misma para estabilizarla y evitar en lo posible posteriores derrumbes.

Trabajos de limpieza-estabilización de la ladera y la vía, una vez totalmente expedita (Fotos: C. Gil)

El Ayuntamiento de Alcaine aprovechó la presencia de la maquinaria en el pueblo para contratarla con la finalidad de efectuar diversos arreglos necesarios en el aparcamiento (retirada de tierra junto a panel informativo), en el río Martín (adecuación de una rampa en Las Graderas) y la reparación del camino de acceso al cementerio en El Hocino, ya que la crecida del torrencial río Radón había destrozado la pista que transcurre junto al cauce. Hay que señalar que días atrás ya no se pudo efectuar un enterramiento y se hubo de hacer incineración en Alcañiz, por no poder acceder con vehículo al camposanto. La excavadora estuvo trabajando todo un día para colocar en la base de la pista, grandes piedras y encima la tierra y grava hasta una altura de 1 y 2 metros -según el lugar- para intentar evitar así que futuras crecidas de media intensidad vuelvan a romperlo nuevamente.

Maquinaria en El Hocino reparando la pista al cementerio de Alcaine (río Radón). Fotos: C. Gil
Vista de la pista reparada desde arriba de la carretera (obsérvese la altura de la pared en ese tramo de curva del río Radón)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *