Alcaine, a través de Carlos Pardo, uno de los 85 socios fundadores de la Hermandad Amigos del Monasterio del Olivar. Se reafirma así una unión de más de un siglo de Alcaine con el convento, al que se acude en romería anual

Vicepresidente y consejeros del Gobierno de Aragón, Diputación, Comarcas, empresarios y personalidades culturales presentes en el acto de la firma

Este domingo ha tenido lugar, en el convento mercedario de Estercuel, la firma de constitución y estatutos de la Hermandad Amigos del Monasterio del Olivar. Han sido 85 socios fundadores los que han estampado su firma -ante notario- de constitución de esa fundación que parte como objetivo el de recuperar la asistencia masiva de romeros, hacer de ese enclave espiritual un foco social, cultural, empresarial y económico que impacte en el crecimiento del medio rural y también recabar aportaciones para el mantenimiento de un edificio con cinco siglos de historia. Los socios fundadores lo son a título particular, aunque muchos de ellos están ligados a instituciones públicas, sector financiero de Aragón, empresas, ámbito cultural, autoridades mercedarias y sociedad civil. Entre las autoridades asistentes: el vicepresidente del Gobierno de Aragón (Alejandro Nolasco), la Consejera de Presidencia, Interior y Cultura (Tomasa Hernández), el consejero de Medio Ambiente y Turismo (Manuel Blasco), varios alcaldes (entre ellos el de Alcaine, Carlos Pardo), además de personalidades como Manuel Pizarro (expresidente de Endesa), el presidente de Ibercaja (Francisco Serrano) y el exvicepresidente del Tribunal Constitucional (Eugenio Gay), directivos de SAMCA y del ámbito cultural, la pintora olietana Nati Cañada.

Tras esa firma efectuada a las 10h se ha realizado una visita guiada por el monasterio y a una exposición sobre el convento a lo largo de su historia. Tras ello, se ha realizado la Eucaristía, presidida por el arzobispo de Pamplona y Tudela (mercedario nacido en Alcorisa, Florencio Roselló). En un acto ceremonioso solemne se han entregado los títulos a los fundadores, se han impuesto las insignias y se ha presentado la junta rectora presidida por el muniesino José Mª Lomba. El Canto de la Salve a la Virgen del Olivar, con la Coral Alcorisana, ha cerrado el acto. Una comida de hermandad en el refectorio monacal a la que han asistido más de 120 personas ha sido el colofón de una jornada tan especial.
En la tradición romera al convento participan vecinos de Estercuel, Gargallo, Crivillén, Obón, Alcaine, Cañizar del Olivar, La Zoma, Ejulve, La Mata de los Olmos, Alloza y Lécera (Zaragoza), entre otros. El monasterio funciona como hospedería, alquila apartamentos y tiene restaurante. Además, ofrece la actividad de observación del firmamento, cursos, encuentros y campamentos.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *