Más de treinta vecinos participaron en la cena-verbena de San Juan. Satisfacción general por el ágape y fiesta

Desde las 20:30 de la noche hasta el fin de fiesta, armonía, alegría y risas… ¡En Alcaine se disfruta!

Alcaine retomó la celebración verbenera pero esta vez en lugar de hacerlo en la plaza se realizó en la sala del edificio de la antigua Casa del Cura -ya con el aseo de la planta baja recuperado y en uso- y en la que participaron los vecinos que quisieron, ya que el evento anunciado estuvo abierto a todos. Como se había dicho se pidió que quien quisiera subiera algo para picar (se superaron las expectativas) y el resto se compró así como las bebidas y el material de menaje necesario (para eso eran los 5€ de aportación que se fijó)… como siempre se ha hecho… «a escote».
Más de 30 personas se sumaron a la cena, que contó con un surtido completísimo de viandas: jamón, empanadas, albóndigas, embutidos, croquetas, ensaladas de variado tipo, pasta fresca, migas extremeñas, y hasta delicatessen de saquitos al horno de pasta filo con crema de bacalao o de jamón y queso, atados con tallo de perejil… que estaban insuperables. Tras ello, un completo plato de postre con diversos trozos de pasteles, flan y macedonia de fruta y cerezas fragatinas y después los preceptivos cafés o infusiones. Todo ello acompañado de agua, refrescos, y bebidas de todo tipo (vino, cava, licores variados) para cada pequeño grupo de las mesas. TODO FUE TAN ABUNDANTE QUE HASTA SOBRÓ y se llevó quien quiso.
Al finalizar la cena, en la sobremesa, se cantó alguna jota por parte de los presentes y se dio paso al baile y las animadas charlas. En resumen, una excelente noche, en buena armonía y compañía… y dispuestos a repetir cuando se quiera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *