Mientras que el embalse de Cueva Foradada (Oliete-Alcaine) está al 91,93% de su capacidad, el promedio de Aragón es del 42,72% y el de España no alcanza el 36%

El nivel de los embalses en España ha descendido en sólo 3 meses el 27,3%

Un repaso al agua acumulada en los embalses y pantanos de España es altamente preocupante porque presenta las siguientes cifras: a 31 de agosto el promedio era del 35,94% mientras que la misma semana del año pasado sobrepasaba el 42% y la media de los 10 últimos años es del 54,20%. En Aragón están al 42,72% y por provincias, la que tiene más reserva es Teruel (59,71%), Zaragoza (46,40%) y Huesca (38,67). En toda la Cuenca del Ebro mientras que el año pasado estaban al 55,2% esta semana marcaban el 43,30% batiendo récord de mínimos (el año 2017 estuvieron al 49%).

Varios meses con precipitaciones menores de lo normal ha llevado a España y a casi toda Europa Occidental a una sequía que está ocasionando serios problemas, elevando el riesgo de declaración de preemergencia. Ello conllevaría la toma de medidas de reducción de consumo agrario y, si la situación no se corrige, de carácter urbano.
La demanda de agua acumulada está por encima de los recursos de los embalses, que van disminuyendo paulatinamente el caudal embalsado.
Nuestro pantano de Cueva Foradada sin embargo es la excepción ya que a fecha 2 de septiembre está al 91,93% con 20,29 Hm3 acumulados -de un volumen total de 22- a pesar de haber descendido en estos meses de fuerte calor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.