Reabierta una antigua ruta, junto al Collado de la Balseta, que lleva a un espectacular MIRADOR 360º

El recuperado sendero es una prolongación de la ruta circular (Barrancos del Fraile y Embrigüela) que se reabrió hace un año

El abandono de los campos de labor y el derrumbe de los corrales en diferentes partes del territorio de Alcaine ha llevado a que la maleza, bardas, romeros y pinos vayan cerrando antiguas sendas haciéndolas prácticamente intransitables. Son muchas las zonas del término que únicamente son visitadas, muy de vez en cuando, por cazadores en busca de presas.
El trabajo voluntario de tan sólo dos personas en tres días ha conseguido recuperar un sendero que antiguamente era usado por agricultores y ganaderos para acceder a diferentes puntos de la zona de La Balseta y el Collado de la Zorra, así como para enlazar con otros caminos. El sendero es una prolongación de otro recuperado el verano pasado y que permitía una ruta circular por los barrancos del Fraile y de la Embrigüela.

Se ha tenido que ir avanzando poco a poco al ir recuperando cada tramo de senda, limpiando la maleza y abriendo algún atajo para evitar tener que recortar pinos u otras especies de árboles. Además, para facilitar la identificación de la ruta correcta se ha balizado, con tiras muy visibles de tela color naranja, todo el recorrido cada varios metros y evitar así perderse. Hay que advertir que éste es un camino de ida y vuelta, no circular. Pero el esfuerzo tiene premio porque, al final de la ruta se llega al «bautizado» MIRADOR 360º que por su elevada cota permite observar decenas de km a la redonda, siendo posible ver los pueblos de Josa, Alcaine, Alacón y zonas de Obón, Oliete y más allá.
Para inaugurarlo, trece miembros de SENDERISTAS DE ALCAINE, realizaron una excursión quedando prendados del recorrido y sobre todo de las magníficas vistas desde el Mirador, donde se hizo una parada y el correspondiente almuerzo, tras el cual comenzó el descenso para regresar a Alcaine. Se agradeció, al llegar al río Martín, poder meterse en agua para refrescar piernas y pies después de la caminata de cerca de tres horas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.