Se recupera un antiguo sendero en Alcaine tras el trabajo de 3 voluntarios del TREKKING AGUAS ENCANTADAS y Senderistas de Alcaine

Tras varios años casi impracticable por la maleza, permite hacer un recorrido circular y el acceso a diferentes parajes

Tras varias jornadas de trabajo voluntario (Miriam, de Aguas Encantadas, y JM “Pío” de Senderistas… a los que se sumó José Miguel “Plumo” también de Senderistas, en el último día) y con más de 13 horas en total, se ha recuperado uno de los senderos “de toda la vida” que llevaba varios años casi impracticable por la maleza que impedía el paso en el punto de acceso al Barranco de La Embrigüela y Costera del Fraile. Al arrastrar una riada del Martín la pasarela de acceso y no reponerla nadie, fue ganando terreno la vegetación hasta cubrir las zarzas, romeros, aliagas, espinos, cañas, etc. todo el barranco en su tramo inicial. Trece horas de trabajo con la desbrozadora y diversos útiles (serrucho, tijeras de podar, azada y birbadora) durante cuatro jornadas, permitieron ir abriendo camino en la base del barranco hasta el inicio del sendero en la ladera en un tramo que supera los cien metros.

Distintas imágenes de la limpieza y señalización del sendero.

Después de ese trabajo ya ha sido más fácil en el sendero en sí, al haber más roca hasta la cima del barranco. Este recorrido es de los muchos que se pueden realizar en Alcaine, pero puede que sea de los más bonitos por la vista que ofrece del pueblo y los pinos que han ido invadiendo el trayecto (incluso hasta algunos bancales con oliveras) y por el trazado que permite dirigirse a diversos parajes al llegar a la intersección: retornar a la población girando a la derecha por la Costera del Fraile (convirtiéndose así en un recorrido circular) o bien por la izquierda permite enlazar a otros destinos. Como es lógico se puede realizar también al revés: de la Costera del Fraile, a salir por la Embrigüela. También se han colocado tres indicadores de madera con el nombre de los barrancos y la dirección a seguir.

Tramo finalizado y ya accesible de entrada al Barranco de la Embrigüela. Foto: JM