Trabajando duro y sin pausa se ha reparado el socavón de casi 5 metros de profundidad en Alcaine, que cortó suministros a vecinos y el tráfico de acceso y salida

Saneado el derrumbe, una cuba ha vertido 7 m3 de hormigón en la base, sobre la que se han colocado piedras (2 camiones), decenas de sacos de cemento masado, grava, arena y las tuberías de agua y saneamiento. Además, se ha reforzado el tramo de muro.

Desde el minuto uno el Ayuntamiento, al comprobar la gravedad de la tremenda avería y el socavón de casi 5 metros de profundidad (en la curva de entrada al pueblo y junto a algunas casas) constató y asumió la importancia de la reparación a la que tenía que hacer frente. Y desde entonces, alcalde y concejal, han estado gestionando continuamente a pie de obra la mejor forma de solucionarlo para reabrir el acceso, tránsito y suministros. Al informe técnico que se solicitó de forma urgente, se sumó -dada la envergadura del trabajo- la contratación de la turolense constructora especializada ALTOGRA para iniciar rápidamente la obra. En cuanto llegó la maquinaria necesaria, se iniciaron los trabajos, recortando el trozo de firme que estaba en el aire, para dejar libre toda la superficie del socavón y compactar todos los restos inestables del muro, base y laterales.

Tras ello se procedió el martes y miércoles a rellenar la base con los 7 m3 de hormigón de un camión-cuba completo. Al mismo tiempo también llegaron 2 camiones repletos de piedra bolo de mediano tamaño -más grande que la de las traviesas de las vías de tren- para proceder al relleno. Sobre ellas se vertieron de forma manual decenas de sacos de cemento masado para que se filtrara entre las piedras. También se ha utilizado un montón de piedras más grandes para reforzar el muro, pero, al no poder pasar el dumper de la empresa, las tuvo que bajar desde el aparcamiento por la calle de La Nevera, Mariano Candial con su tractor en varios viajes hasta la Plaza de la Iglesia. Con esas piedras grandes se ha reforzado una parte de la cara interior del muro y se ha tapiado una puerta de acceso a la bodega hundida, situada en la parte baja del muro, para dejarla taponada e igualarla con el resto, además de quedar así más seguro ese tramo del muro.

Los trabajos han finalizado en una semana ya que tras conectar tubos de saneamiento y agua potable y cementar la superficie de la calle San Miguel el viernes por la tarde, se restablecerá el tráfico una vez cumplido el periodo de fraguado. Queda así solucionado el tremendo socavón y avería, días antes de la celebración de la XVII Carrera de Montaña Río Martín, que se celebrará el próximo domingo 19 de mayo, y que tiene salida y meta en la Plaza Alta de Alcaine, por el acceso donde se produjo el socavón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *