Una representación de ALCAINE participa por tercer año en la Ofrenda a la Virgen del Pilar

Satisfacción por la presencia, pero tristeza por limitar el número de participantes en la Ofrenda

Habitantes o descendientes de Alcaine, de manera individual o familiar, han participado desde siempre en la Ofrenda a la Virgen del Pilar, pero no fue hasta 2018 cuando a propuesta de Carlos Gorgas, Mar Arjones trasladó a la Asociación de Mujeres “La Solana” la idea de participar oficialmente como pueblo. El interés y apoyo a la iniciativa fue instantáneo y Mar se ocupó de iniciar todos los trámites ante el Ayuntamiento de Zaragoza para poder hacer realidad la participación de nuestro pueblo, quedando inscrito el grupo como VILLA DE ALCAINE.
Este año y tras el parón por la pandemia, ha sido la tercera vez en la que ha participado Alcaine, aunque con una representación reducida por las normas anti COVID. Es conocido que es condición indispensable para participar en el desfile ir ataviado con el traje típico de cada pueblo, ciudad o Comunidad para rendir homenaje a la patrona de los aragoneses y de la comunidad hispana, en una tradición que se remonta a mediados del siglo pasado.

Asistentes en Alcaine a la celebración de la Misa el día de la Virgen del Pilar

El sorteo efectuado por la organización de la Ofrenda adjudicó la salida de nuestro grupo a las 16:55 desde el acceso 1 y allí estuvieron los representantes de Alcaine que fueron afortunados con poder participar, siendo uno de los 550 grupos inscritos. Una de las alcainesas presentes –Ana Pilar “La Pelada– manifestó que “la organización de la ofrenda fue muy buena, ya que 20 minutos antes de nuestra hora nos dijeron que si estábamos todos podiamos pasar. El punto de salida y el recorrido para mi gusto ha sido mucho más bonito que el tradicional. Desde el parque Macanaz y cruzando el puente las vistas del Ebro y el Pilar son espectaculares. Fuimos rapidísimo, sin ninguna aglomeración, y la colocación de la Virgen en la fuente y pasar una pasarela me gustó mucho“.